Loading...

sábado, 24 de julio de 2010

EL SOL NEGRO




LENTAMENTE SE APAGA…..




Por el paso del tiempo y las vicisitudes de la vida, lentamente se apaga el diamante negro; pensar que la injusticia le consumió 27 años de cárcel; a Nelson Mandela, se lo vanagloria como si fuera un santo en vida, y la realidad es que está lejos de eso, porque es el mas humano de todos, justamente es duro, pero se lo hiere con facilidad, es sensible a como se sienten los demás, pero no presta atención a si mismo, nunca pisará un grillo o una araña, pero fue general militar del Congreso Nacional Africano, es un hombre de Pueblo pero disfruta de la compañía de las celebridades; es decir, muchas contradicciones para hacerlo cada ves mas de carne y hueso como el último mortal. (....)

La vida de Mandela, no es solo un modelo para nuestra época, sino todos los tiempos; sus enseñanzas provenientes de una vida dura sumado a un tercio de su vida en la cárcel; son únicas, propio de un personaje irrepetible, como si fuera un ejemplar original y rompieron el molde, para que sea solamente ejemplo.

Detrás del análisis de la vida de Mandela, hay algo, un mensaje codificado que todavía nadie puede deducir, y eso que estamos tan cercano en lo humano, pero a su ves tan lejanos; otra rara contradicción.

Mandela en la Política es un gran comunicador como un gran persuasor, te convencerá o con lógica, o con razonamiento o con encanto, pero te convencerá y será irresistible.

Les son indiferentes las posesiones materiales, no sabe nada de coches, relojes, sillones, ropa, pero tampoco le importa, y es otra cosa increíble, porque paso tantas necesidades, sufrió tanto, penó por demás, que se lo tiene merecido, y cualquiera optaría por aunque sea un auto humilde, pero él no, ni nuevo ni humilde, ninguno, como que anduviera con la lanza, entre los leones y todavía no habría llegado el nefasto ferrocarril Ingles, que llego con todos los males, como si viviera el presente, en situación de pasado.

Tuvo muchos padres en la vida, pero quien mas le enseño fue la cárcel, modeló al hombre como se ve y se lo conoce hoy, aprendió sobre la vida, los avatares, el liderazgo de muchas fuentes, de un padre ausente, el Rey de los Thembu, que lo crió como a un hijo, de sus incondicionales amigos y colegas Walter Sisulu y Oliver Tambo, de figuras históricas como Churchill y Haile Selassie, de las palabras de Maquiavelo y Tolstoi; pero los 27 años de cárcel fueron el crisol que le consumió todo lo que era superfluo; le enseño al dominio propio, disciplina, concentración – cosas que él considera esenciales en un lider – y le enseño a como convertirse en un ser humano completo, pero solo a Mandela, y su talismán personal, porque a otro común y cualquiera, tranquilamente lo habría terminado fácilmente, el cepo del opresor, fue la pulidora del diamante negro, así de grande, así de fuerte.

Hoy estamos ante la presencia de la recta final, con total dignidad e hidalguía, tal ves nunca mas nazca un líder así, tal ves está entre los mas grandes, o es literalmente el mas grande, pero lo seguro es que la humanidad esta por perderlo, ojala esta ves, no queden sus enseñanzas, en meros libros que nadie lee, y que empecemos a entender que de las historias vivas se aprende mas y mejor. Seguro cuando llegue el día final, se nos caerá una lagrima, como con Eva, Perón, Gandi, o cuando venga lo de Fidel, que también va a venir, un líder no nace todos los días, pero la humanidad siempre fue gobernada por lideres, y seguirá siendo gobernada de esa manera, el hombre se aferra al hombre y las señales luminosas de los eruditos, arrojados y comprometidos, que son capaces de sufrir por todos a costa de su propio dolor y su propio pellejo.

Gracias por todo Mandela, Gracias.-







“El Lobo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario