Loading...

jueves, 30 de diciembre de 2010

MAURICIO EL HIJO DE FRANCO




                  EL HUEVO DE LA VIVORA
Creer que Mauricio Macri, es un nene de papá caprichoso, que como a nosotros se nos ocurría tener una pelota cuando éramos chico, y pataleábamos hasta obtenerla; él pataleo a Franco su padre, hasta llegar a ser el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sería los mas inocente que uno pudiera pensar, no solo es un nene de papá, sino que es una mala copia de Franco, que sigue obedeciendo ordenes de las logias, grupos mafiosos y contubernios de los cuales Franco participa y manda, y ahí se prenden todas las aves rapaces que uno se quiera imaginar, pero que uno prueba con solo ver sus acciones políticas, tal ves hoy; no estén integrando un mismo espacio político, pero sus intenciones apátridas son las mismas, participar de la clausura nacional, entregar la identidad del pueblo argentino para que sea fácilmente sometido a los intereses foráneos.(....)
Por ese motivo, me dedique a investigar de alguna manera a Franco, que mucho se sabe pero nada se sabe a la luz diaria, ligado a las escuchas telefónicas de Fino Palacios y Ciro James, por intermedio de Mauricio, y por las cuales tiene sentido que hayan sido así ya que las mismas eran dirigidas a su yerno marido de su hija enfrentada al clan, yerno que recibió un disparo en un brazo desde la oscuridad, cuando había sido amenazado casualmente por Franco, además de eso, las escuchas dirigidas a personas relacionadas con la AMIA Y DAIA, justamente Franco, fascista si lo hay, ligado al Vaticano y a la lucha religiosa incomprensible, éste párrafo, a comparación de los que vienen, es para un bebe de pecho, pero sirve de aperitivo para ingresar lentamente a una película de terror.

En plena guerra de Malvinas, en otro intento de la junta militar de comprar misiles exocet pese al bloque que Francia dispuso a pedido de Gran Bretaña, luego del hundimiento del HMS Sheffiled; el Juez Trento Carlo Palermo, durante un allanamiento en su investigación sobre trafico de armas, t drogas; descubrió esta situación; y estaba involucrada la P2; Palermo encontró documentación entre Argentina e Italia.

Si la Dictadura Argentina podía comprar los misiles, habría buenos negocios para empresas italianas en Argentina. Según esa documentación, intervenía en ese trato el Secretario General del Partido Socialista Italiano, Bettino Craxi, el gran maestro de la P2, Licio Gelli, el banquero del Vaticano y la Mafia, Roberto Calvi, los empresarios Italo Argentinos FRANCO Y TONINO MACRI, Y GAIO GRADENIGO, un torturador de las milicias fascistas de la Republica de Salò fugado la Argentina para eludir una condena de los aliados.

Una carta enviada por el representante de argentina de Craxi, decía que los hermanos Macri, “REPRESENTAN AQUÍ LOS INTERESES DE FIAT”. La armada peruana aparecía como compradora de los Exocet, que luego derivaría a la Argentina, el pago se haría con una carta de crédito del Banco Central del Perú; pero la inteligencia británica detectó que la garantía era un depósito de doscientos millones de dólares del Banco Andino de Lima, subsidiario de propiedad total del banco Ambrosiano, en el que Roberto Calvi, administraba fondos y recursos del VATICANO.

El capital del banco Andino había sido provisto por Ambrosiano Holdings y el grueso de sus prestamos se dirigía a las empresas fantasmas controladas por Licio Gelli, que había huido a Uruguay y a la Argentina, luego de la condena en suspenso de Calvi, por este tipo de acciones, el Ambrosiano no quebró y liquido de inmediato, por el respaldo recibido IOR, que asumió el compromiso de rescatarlo.

Entre los materiales que el Juez secuestro, había un contrato para la provisión de 52 Exocet a un costo de 985.000 dólares cada uno en la operación denominada Pampa, a cargo del Capitán de Navío Carlos Alberto Corti, uno de los argentinos miembros de la P2. La investigación del Juez Palermo terminó con la carrera política de Craxi, quien murió refugiado en África para evitar el juicio. Palermo también ordeno la captura de los hermanos MACRI. Una carta remitida desde Bs. As. por el representante de Craxi contaba que en febrero de 1982.

“Macri ofreció genéricamente al gobierno argentino la total disponibilidad de las empresas italianas a colaborar con el aprovisionamiento para la guerra de Malvinas, incluyendo helicópteros. A cambio de este apoyo político al gobierno argentino – Gral. Galtieri – se compromete a dar a MACRI y al grupo que representa (P2) – y sigue representando – la concesión para ampliar y explotar por veinte años la red de subterránea, llevándola al doble de extensión” (sic)

El autor de la carta que el Juez Palermo encontró en un allanamiento era Gradenigo; había integrado las milicias fascistas Guardia Republicana Nacional, en la que se destacó como torturador. Condenado a 18 años de prisión una ves que termino la Guerra, nunca fue apresado, porque viajo a Argentina en 1946, donde se convirtió en unos de los grandes personajes de la colectividad, dirigía el RISORGIMIENTO, del neofascista Movimiento Social Italiano, al cual giraba dinero desde Argentina.

Corti, era representante de Gelli en Argentina y se había casado con una sobrina del Gran Maestre. El Juez Palermo verificó que MACRI había adquirido las operaciones de la Fiat en Argentina, “con fondos de dudosa procedencia”, que en conjunto con empresarios Italianos estaba interesado en la concesión de los Subtes en Argentina, que presidía la comisión argentina por Una Paz Justa, que tramitó en Italia el levantamiento de las sanciones económicas, para lo cual se reunió entre otros con Craxi. El propio Gradenigo confirmó las tratativas para la provisión de armas y hasta el uso de documentos falsos.

La investigación también confirmo que en 1980 se había conformado la UTE METROBAIRES, que según la carta, ganaría la licitación a cambio de la provisión de armas para la guerra del Atlántico Sur. El Juez Palermo, cotejo estos datos con documentos oficiales según los cuales el gobierno Italiano garantizaría los trabajos por 1700 millones de dólares, y METROBAIRES en caso de adjudicación, asignaría parte de la obra a FIAT ARGENTINA (clan Macri), entre las empresas que integraban UTE estaba TECHINT ARGENTINA. Otro miembro de la P2, Arrigo Molinari, declaró ante el Juez Palermo, que Roberto Calvi, había financiado todo el esfuerzo bélico de Argentina en Malvinas.

El 10 de mayo, Gelli retornó en forma clandestina a Italia desde Bs. As., para exigirle a Calvi los 80 millones de dólares que los traficantes de armas pedían por los Exocet para la Marina Argentina; el Juez Palermo en la heladera de su habitación en un hotel de Bs. As., encontró una “notita”, lo iban hacer saltar.

Tres días después de la rendición del “mamarracho” de Menendez, Calvi apareció colgado en el puente de los Frailes Negros de Londres, pintado con los colores argentinos.

Detrás de Calvi, estaba el Vaticano, esto es parte de la historia, de la cual, fue protagonista Franco Macri y su clan, es decir, como aportaba el principio, Mauricio tal ves ni se parezca en la sagacidad y arrojo del padre, ni en el poder que todavía ostenta en oscuros rincones, pero si, es un ariete del clan, utilizado para eso, con estos personajes, hace alianza Duhalde, con estos mismo personajes, Clarín hace negocios, Magnetto fue parte de la dictadura, son socios de ayer, y lo van a ser de mañana porque así lo indica la norma de los intereses, por eso, no hay que subestimar a Mauricio, aunque parezca bobo y fácil de predecir, detrás de él está el clan, y detrás del clan, esta el Vaticano, justamente el mismo que Verbisky en su monumental obra “La mano izquierda de Dios”, libro que recomiendo largamente, tan bien desnudo.

Esto es a lo que nos enfrentamos, justamente a los apátridas, salvajes, traidores, oligarcas, con un solo arma, la verdad del proyecto nacional y popular, uno elige, porque es democrático, o se esta con el pueblo y con la patria en nuestro movimiento, o se esta enfrente, sin grises, porque los colores puros son blanco y negro, el gris, es una mezcla de los dos; no hay medio traidores, o medios patriotas.-

“El Lobo”




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada